San Andrés y los terremotos

De cuando en cuando nuestro país se ve afectado por fenómenos naturales como el del último miércoles 15 de agosto. En el capítulo 8 del libro At the roots of a nation, titulado Resistiendo 
la tormenta, encontramos los siguientes pasajes.

Galería de fotos de El Comercio (Perú), agosto 17, 2007.

 

En un estudio de 1986 sobre la Historia de las Misiones se les pidió a los misioneros antiguos y vigentes de la Iglesia Libre de Escocia describir a criterio suyo cuáles habían sido sus experiencias más sorprendentes, difíciles, reconfortantes, amenazantes o desafiantes. Como amenazadoras, William Mackay se refirió a los primeros instantes en los que un temblor sacudió la tierra mientras el colegio se hallaba en clases. Uno no podía saber si aquello se convertiría en un terremoto y finalmente en un desastre. No fue, sin embargo, el único en el San Andrés en sentir lo mismo, la administradora Florence Donaldson, se refirió también a los terremotos de 1970 y 1974 como las más aterradoras experiencias. Y cuarentaiséis años después, Neil Mackay aún tenía presente lo espantoso que fue aquel devastador terremoto que mató cerca de mil personas en Lima.

En su mismísimo primer año como Director en 1966, William Mackay afrontó un terremoto mientras se dictaban las clases en el colegio. En un artículo en The Instructor, John MacPherson hace un recuento de su propia experiencia a los jóvenes lectores:

¿Qué estarán haciendo allá abajo para que todo esté temblando tanto? pregunté a un grupo de estudiantes de primaria que se había quedado después de clases para un ensayo del próximo concierto. Pero antes de que pudieran contestarme, trozos de concreto caían a nuestro alrededor, el salón entero comenzó a temblar, y en la cuadra aledaña bloques de ventanas de oficinas caían una a una. ¡Esto no era cosa de juegos, era un terremoto!

Afortunadamente no tardé mucho tiempo en conducir a paso ligero al pequeño grupo hacia el pasadizo, el que parecía gemir y temblar como si lo rozara un fuerte ventarrón. Aún no habíamos llegado al patio inferior cuando todo acabó, y nos encontramos con grupos de alumnos y profesores de secundaria cuyas clases aún estaban en curso, y quienes exaltadamente señalaban los daños y ventanas rotas en los edificios aledaños. Solo había durado cincuenta y cinco segundos, pero cincuenta y cinco segundos resultan muy largos cuando la tierra se sacude y las paredes tiemblan, y uno se pregunta si todo se vendrá abajo sobre nuestras cabezas.

***

El más serio terremoto acontecido en el Perú ocurrió mientras William Mackay era Director, en Mayo de 1970, pero dado que fue un domingo por la tarde la seguridad de los alumnos no era responsabilidad del Director. Nunca se sabrá exactamente cuántos murieron en los pueblos remotos de la sierra, pero se calcula que en una vasta área del norte del Perú murieron unas 50 000 personas y 300 000 quedaron sin hogar. Poco después aparecería un reporte en una publicación argentina, Primicia Evangélica, que aludía al San Andrés no como víctima del terremoto sino más bien como ejemplo del espíritu de servicio cristiano que el colegio buscaba constantemente inculcar. El autor de la nota era un periodista y obrero cristiano entre estudiantes, Samuel Escobar:

El sábado 30 de Mayo, Humberto Bullón tomaba parte de un estudio bíblico tranquilo junto a una docena de alumnos en la Comunidad Bíblica Universitaria. El tema era sobre Juan 13: Jesús lava los pies de sus discípulos. El miércoles 3 de junio, cuatro días después, Humberto se encontraba en las frías alturas de los Andes peruanos lavando los pies de un paciente indígena de modo que el médico pudiera proceder contra la gangrena. La brecha entre la teoría y la práctica había sido salvada. “Les he dado un ejemplo”, había dicho Jesús. Un discípulo obedecía, muy conmovido, veinte siglos después.

Humberto Bullón bordea apenas los veinte años. Es estudiante en la Universidad Agraria La Molina, cercana a Lima. Lo conocí algunos años atrás cuando fue mi alumno en el Colegio San Andrés.

El artículo pinta dolorosas escenas de gran sufrimiento y relata los penosos traslados de los heridos. Cuando se le consultó a Bullón sobre las oportunidades que hubo para el testimonio cristiano, éste dijo: Era tiempo de trabajar más que de dirigir cultos. Pero aun cuando el mayor testimonio había sido, la acción en auxilio de los peruanos que sufrían, Bullón relata cómo

"Por las noches, encendíamos una fogata para calentarnos todos, la gente local y nosotros. En estas ocasiones nos llenaba de emoción poder decir algunas palabras para nuestro Señor, palabras que provenían del corazón y que eran escuchadas ávidamente por ansiosos corazones".

 

Página 6 de 8

Old Boys Access


Si eres ex alumno regístrate y ¡pasa la voz!
Old Boys Association - OBA Persigue la unión de los ex alumnos del Colegio San Andrés (Anglo Peruano) a través de eventos y actividades culturales sin fines de lucro que tienen como objetivo principal el desarrollo del Colegio.
Dirección Av. Petit Thouars 179
Urb. Santa Beatriz
Lima 1
Perú
Equipo de trabajo Presidente: Edward Perales
Vicepdte.: Tulio J Carrasco
Tesorero: François Vidal
Secretario: Jesús Tagle
Fiscal: José Luis Jessen
Deportes: Rubén Marruffo
Vocal: Yuri Valencia
Vocal: Severino Molina
Vocal: Oswaldo Santa Cruz
Vocal: Enrique Jessen
Vocal: Edilberto Carbajal
CEO: Daniel Soria