Historia del patio Sinclair

¿Quiénes participaron en la inauguración del local del colegio en 1930? ¿Quién fue Charles Bentinck? ¿Por qué se llama así el patio Sinclair? Lea las respuestas en un extracto del capítulo 5 del libro At the roots of a nation, escrito por John MacPherson, sobre la historia del Colegio San Andrés.



Marzo de 1930 fue un tiempo de celebración. Nada podía haber hablado con mayor elocuencia del alto puesto del Colegio en la vida nacional peruana que la composición de los expositores el día de la inauguración [del nuevo local]. El máximo invitado de honor era Augusto B. Leguía, Presidente de la República. A su lado estaban el Primer Ministro y el Ministro de Educación. También estaba el prominente embajador británico, Sir Charles Bentinck, mientras otras varias notables personalidades de la comunidad británica y los círculos políticos y educativos peruanos se mezclaban en la audiencia.

No todos los presentes advirtieron que tras la elección de la fecha, sábado, marzo 22, había una posición de declaración de principios cristianos de parte del Director del Colegio. El Presidente Leguía era el mismo hombre que algunos meses antes había firmado el decreto mediante el cual la enseñanza religiosa Católica Romana se hacía obligatoria en todas las escuelas de la república. A pesar de esto, aceptó cálidamente presentarse en la inauguración del colegio protestante que había sido denunciado con regularidad desde los púlpitos católicos de la ciudad. Pero su aceptación le presentó a Mr. Renwick un problema:

Surgió para nosotros una situación de lo más embarazosa. En Latinoamérica la obediencia al día de reposo, como la practicamos, es virtualmente desconocida. Incluso los mejores misioneros viajan en el día del Señor, tienen recepciones, y hacen muchas cosas enteramente extrañas a la atmósfera de la antigua orden religiosa en Escocia. Esta es una de las dificultades que afronta todo verdadero misionero de la Iglesia Libre, y en cuanto a la obediencia del día de reposo, se encuentra en una posición de real aislamiento.

El dilema de Renwick se produjo por la elección que hizo el Presidente para su visita al colegio, domingo, marzo 23, indicando que sus compromisos públicos hacían que cualquier otro día fuera prácticamente imposible.

¿Sería grosero sugerir al Presidente que el día escogido no era adecuado? Por otro lado, ¿cuál era nuestro deber ante el Rey de Reyes?

Por medio de los buenos oficios del embajador británico, Renwick sugirió el cambio de fecha, y fue de gran alivio que el Presidente accediera, comentando a un amigo que “la obediencia al día de reposo era un artículo de fe muy respetable, cuando era sincero”. La posición de los misioneros a favor de la validez permanente del cuarto mandamiento se había afirmado.

Con el nuevo edificio y el prestigio realzado de la institución, la demanda por puestos en el colegio creció rápidamente. Pronto los dos pequeños patios quedaron desesperanzadoramente inapropiados para las necesidades de recreación de los chicos y Renwick propuso la compra de un terreno adyacente para que se utilice como espacio de recreación. No tuvo la osadía de ir al Comité de Misiones Extranjeras por dinero pero obtuvo permiso para buscar donaciones en Escocia, Perú y dondequiera tuviera esperanza de encontrarlas. Los miembros del Comité, de hecho, mostraron confianza en él y su trabajo en el colegio encabezando la lista de donadores con su propio dinero con la suma no poco considerable de £ 306 3s.6d. Por último, la más generosa donación llegó de un dirigente y anciano de la iglesia de Edimburgo y hombre de negocios, Walter Sinclair, y hasta el día de hoy ese patio lleva el nombre de “Campo Sinclair”. A lo largo de los años treinta se construyeron salones adicionales en el primer piso, pagados con los propios ingresos del colegio y cuando Renwick salió a fines de 1942, la matrícula había ascendido a 653 alumnos.

 

Página 8 de 8

Old Boys Access


Si eres ex alumno regístrate y ¡pasa la voz!
Old Boys Association - OBA Persigue la unión de los ex alumnos del Colegio San Andrés (Anglo Peruano) a través de eventos y actividades culturales sin fines de lucro que tienen como objetivo principal el desarrollo del Colegio.
Dirección Av. Petit Thouars 179
Urb. Santa Beatriz
Lima 1
Perú
Equipo de trabajo Presidente: Edward Perales
Vicepdte.: Tulio J Carrasco
Tesorero: François Vidal
Secretario: Jesús Tagle
Fiscal: José Luis Jessen
Deportes: Rubén Marruffo
Vocal: Yuri Valencia
Vocal: Severino Molina
Vocal: Oswaldo Santa Cruz
Vocal: Enrique Jessen
Vocal: Edilberto Carbajal
CEO: Daniel Soria